jueves, 1 de diciembre de 2011

Sigh

Sigh

Sigh abrió los ojos como de costumbre durante el transcurso de aquella mañana; una mañana cualquiera, de un mes insignificante, de un año carente de importancia en esta historia. Sigh, después de tomar el desayuno y darse una más que reconfortante ducha, se tomó el resto de la mañana libre, y tomó la decisión de invertir su modesto tiempo en pintar un cuadro. Hacía mucho que Sigh no pintaba, y gozaba de ganas de poder observar cómo sus habilidades y técnicas en este arte habían mejorado después de la practica de tantos años.


Sigh comenzó a pinta en un lienzo grande donde, como no, decidió retratarse a sí mismo, claro que como de costumbre, se hizo algunos cambios mínimos para que nadie le reconociese en su propia obra, dando como resultado a un chico muy similar a él, pero con las diferentes suficiencias para que el ojo ignorante no pudiese definirlo como a él mismo. Estuvo un buen tiempo pintándose a si mismo, y cada mínimo detalle que Sigh recordaba de su persona, por pequeño que este fuera, era plasmado en el cuadro.

Una vez el cuadro estuvo terminado, habiendo pasado ya horas desde que una simple mañana había pasado a ser una mañana productiva y llena de arte, Sigh se dispuso a archivar el exponente máximo de su arte hasta el momento entre sus otras grandes obras, en las cuales se incluían otras grandes pinturas como "Chico triste", "Chico psicópata" o "Chico con cara cómico-pensativa", y es entonces cuando los ojos de Sigh se abrieron como un nuevo océano al llegar a ellos una revelación.

Su corazón se paraba a la vez que notaba que en todos sus cuadros, su persona se encontraba sola, totalmente sola... un escalofríos recorrió la espalda de Sigh, que rápidamente reconsideró la idea de archivar ya su obra, decidiendo así hacerle algunos pocos ajustes de última hora.


Sigh, cambiando el bote de pintura a uno propio de pintar paisajes, rápidamente se puso a dibujar gente alrededor de su retrato, sin detenerse mucho a pensar a quien pintaba a su lado, de tal forma que pronto todo el cuadro estuvo lleno de personas, no tan detalladas como a Sigh le gustarían, pero personas al fin y al cabo. Sigh ya no estaba solo, ni volvería a estarlo, pues toda la gente de ese cuadro le acompañaba.

A la mañana siguiente, y a partir de entonces, en cada mañana, Sigh despertaba y añadía más y más detalles a las personas que acompañaban. Poco a poco, Sigh llegaba a la conclusión de que las personas que rodeaban a su retrato se diferenciaban mucho de éste, detalle de la pintura que le molestaba, por lo tanto iba retocándose a si mismo para que su retrato pudiese coincidir mejor con el resto, hasta un punto en el que finalmente dejó de destacar, aunque Sigh se encontraba muy ocupado por seguir el progreso de la gente que le acompañaba.


Cuando hubo al fin acabado su obra, Sigh cogió su obra con sus propias manos y la acercó a él cual periódico para fijarse en los detalles que, en esta obra en concreto, no eran pocos. Había tardado, si, pero había pintado con detalle envidiable a toda una multitud.

Volvió a mirar su nuevo “magnum opus”, enorgullecido, y procedió entonces a buscarse a si mismo en el cuadro, y se sorprendió cuando no pudo encontrarse.

Se asustó al solo ver a un montón de gente, a una muchedumbre. Después de varios minutos buscando, encontró al chico del cuadro que ya, a duras penas, se parecía a él. Muchas cosas habían cambiado ya en el chico con el objetivo de encajar con el resto de la pintura como para que Sigh siquiera pudiese reconocerlo.

Sigh, al verse transformado en aquello en lo que la multitud le había convertido, lloró y lloró desconsoladamente encima de su cuadro, haciendo que la gente que rodeaba su retrato comenzase a temblar y a removerse puesto que, a diferencia de la pintura que había usado para su retrato, la pintura de paisaje no era impermeable, y comenzó a correrse, haciendo así que las personas que rodeaban a Sigh comenzaran a desaparecer.



Finalmente lo único que quedó en el cuadro fue el modelo inicial de Sigh, aunque esta vez rodeado de borrones y malformaciones en el lienzo causadas por la corrida de tinta y la caída de las lagrimas sobre éste. Manchas de gente que había estado a su lado. Manchas de gente que se había ido.

Finalmente Sigh observó con despecho a su obra, y acabó archivándola entre el resto, eso si, no queriéndola volver a ver nunca más.


Y allí, al final de la pila de otras pinturas, la obra reposa aun. Aquel desolado cuadro llamado "Chico solo".


Fin


By: Leandro

To: Eli

20 comentarios:

  1. Este es el primer relato que me escribió, a ver que os parece. ^^

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena!!! Es de aplaudir la creatividad en el relato y lo más importante: invitar a la reflexión.
    Te animo a seguir publicando. Saludos.
    Adrián Troncoso. www.laventadesdelastrincheras.com

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias Adrian ^^
    Tengo planeado enseñarle el blog a mi novio cuando ya lleve un tiempo para que se de cuenta de que escribe bien, y comentarios como el tuyo le van a subir mucho la moral ;)

    ResponderEliminar
  4. Es una buena historia. No dejes de escribir, y verás como te van viniendo muchas más a la cabeza.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias J.M.Gran, seguro que se anima a seguir escribiendo después de todo esto ^^

    ResponderEliminar
  6. estimado leandro:

    tres cosas que debés cuidar:

    nunca dejes de escribir (lo hacés muy bien)

    nunca dejes de leer (es clave para escribir cada vez mejor)


    esta novia maravillosa que cree más en vos que vos mismo (no abundan las minas asi)


    un saludo

    ResponderEliminar
  7. Mándame un correo a jmasgran@gmail.com - también te lo he dejado como respuesta en mi blog - y te comentaré cuatro cosas que pueden resultarte útiles.

    ResponderEliminar
  8. Hola Eli! El primer relato que te escribió tu novio tiene el potencial para ser trabajado en varios niveles de lectura y ser además de una buena historia, una metáfora de cómo podemos estar solos aún rodeados de gente o cómo al querer parecernos a los demás perdemos las características únicas que nos constituyen. Yo finalizaría el cuento en "manchas de gente que se había ido", suprimiría las 2 últimas frases, editaría las terminaciones en "mente" y haría un poco mas vertiginoso el cuento, mas corto quizás, profundizando en las descripciones del cuadro. Gracias por escribirme y espero que te sirvan estos comentarios para motivar a tu novio a seguir en la búsqueda de su propio estilo. Un abrazo. ¡¡¡Chao!!!

    ResponderEliminar
  9. Joaquin: Gracias, me siento halagada xD La verdad es que no pensé que esto fuera a ir tan bien.. Os lo agradezco de verdad ^^
    J.M.Gran: Muchísimas gracias por las molestias, eso seria genial, se lo diré para que puedas comentarlo con él. Gracias, de verdad ^^
    Phantom: Te agradezco que aportes consejos para mejorar, los halagos pueden motivar pero no se mejoran los fallos..

    Gracias a todos por las aportaciones :D Esto es una sorpresa para el (se lo comenté hace mucho tiempo, tengo su permiso para publicar sus historias ^^). Seguro que se emociona cuando le enseñe el blog!! Os mantendré informados.. Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Hola , vi un comentario en mi blog ccohesdelos80.com , soy experto en blogger, y me encantaria colaborar con vosotros en este proyecto, me interesa, pueden contactar conmigo en info@energia21.es . Podriamos crear una pagina, muy bonita y rentable.

    ResponderEliminar
  11. Eso seria genial adelfas, lo consultaré con él. Muchísimas gracias ^^

    ResponderEliminar
  12. Pues aqui estoy para lo que te haga falta, ponte en contacto conmigo, dejame tu correo en un comentario, como están moderados, lo anotaré y no lo publicaré, entonces podré escribirte yo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. HOLA ELI

    te queria comentar que la historia me ha gustado mucho,a mi particularmente me gusta mucho la lectura,aunque no la practico muy amenudo,pro lo que si digo,(a mi parecer) deberia seguir con la misma historia y que al final le de un muy buen final para sigh... espectacular

    ResponderEliminar
  14. Excelente, no hay palabras. Se ve que tu novio tiene ese don que no lo tienen muchos, me gustaría seguir leyéndolo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Me encantó.
    Dile a Leandro que no deje de escribir.Hacerlo sería un desperdicio de talento.
    Saludos. :)

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias a todos ^^
    Ya le he enseñado todo esto y le ha encantado (se ha puesto rojo como un tomate al leer algunos comentarios xD) el caso es que se ha animado y hoy me ha comentado que ha pensado en algo que quiere escribir para el blog.. Así que quiero daros las gracias por dar vuestra opinión y demostrarle lo que él no creía.
    Un saludo! Pronto habrá mas cosas en el blog ;)

    ResponderEliminar
  17. Muy buen Blog, te recomiendo que uses Adweblink.com es un sitio web para rentabilizar tu pagina web, vas a tener mejor posicionamiento, mayor numero de visitas y lo mas importante, vas a empezar a ganar dinero... Yo lo estoy usando hace unos meses y ya tuve mi primer pago :D... Saludos !

    ResponderEliminar
  18. Me ha gustado mucho, espero que siga escribiendo! te sigo :)

    ResponderEliminar
  19. ¿Por qué has dejado el blog?, las entradas que tienes son buenísimas y puedes aportar mucho a las personas que te visitan.

    ResponderEliminar